Bueno, pues como suelo hacer cuando me acuerdo, voy a revelar algunos detalles relacionados con esta historia y el modo en que la idea surgió en mi extraña mente y se quedó ahí martilleando hasta que la plasmé.

En esta ocasión la historia surge en dos fases, ambas en dos escapadas que hice con mi novia.

Fase uno: el personaje.

La primera parte es el personaje de Ginebra. Este se forma en mi cabeza a raíz del primer viaje, que fue en julio de 2021. Estábamos en Ampuriabrava y la casualidad hizo que me encontrase con una persona a la que aprecio muchísimo, que conozco desde la infancia y a la que hacía años que no veía. Como he dicho, yo iba con mi novia, y ella estaba allí con dos amigas.

El tema es que quedamos para cenar y al verla interactuar con esas «dos amigas», me di cuenta de lo sumamente inocente e introvertida que seguía siendo. Es la típica persona bonachona de la que las demás se aprovechan, y me frustró tanto darme cuenta de que las dos amigas en ciertos momentos la utilizaban, que de camino al hotel le dije a mi novia que en cuanto tuviera ocasión, le daría visibilidad a un personaje así.

La cosa quedó ahí, simplemente en una intención a que esperaba que llegase su momento, y eso fue en una escapada de fin de semana unos meses después.

Fase dos: el lugar donde sucede.

El segundo viaje fue en diciembre de 2021, habíamos visto en internet que se hacía un mercado navideño en Le Barcarès (sur de Francia) y decidimos escaparnos para ir a verlo. Para las que habéis leído ya la historia, sabréis que hay un momento en el que las protas tienen que atravesar un pinar para acceder al recinto, pues toda la historia surgió cuando lo pisé y se me hundió el pie en la pinaza como si fuera un colchón de espuma.

Ahí me imaginé a mis dos protas atravesando el pinar para acceder al recinto (momento árbol cuando vuelven incluido) y me comenzó a hervir el cerebro.

Estuvimos en Francia algo menos de dos días, pero cuando volví ya tenía toda la historia brotando en mi cabeza y al llegar a esa parte en la que hay que decidir qué tipo de personajes la protagonizarán, recordé el encuentro de Ampuriabrava y cree a Ginebra. Me pareció una historia perfecta para dar visibilidad a un personaje así. Hay muchas personas como mi amiga, demasiado buenas y nobles, y también con una necesidad de encajar que las hace aguantar todo tipo de desplantes.

Y al igual que hay personas así, también las hay aprovechadas, egoístas y con nivel cero de empatía ☹

Esta historia es en honor a las primeras y en especial a esta amiga mía, una de las mejores personas que conozco.

(Visited 104 times, 1 visits today)